Viajes a Chetumal

miguel 22 de marzo del 2016 No hay comentarios

turismo_en_chetumal

Un rico pasado histórico heredado de sus antepasados mayas y variedad de actividades de ocio le esperan en Chetumal. Disfrutar de las turquesa y jade tonalidades impresionantes de la bahía, la agradable brisa, suave que sopla hacia arriba y abajo de las calles, los dulces cantos de las aves migratorias, y la hospitalidad de la gente del lugar que será más que encantados de compartir un poco de su alegría por la vida a través de sus tradiciones y celebraciones.

Descripción

atracciones_en_chetumalNo Quienes están familiarizados con Chetumal, podrían pensar que es sólo una ciudad fronteriza, o en el mejor de la puerta de entrada a México o América Central. Incluso los viajeros deslumbrados por el esplendor de los complejos de clase mundial del norte de Quintana Roo, reconocen la riqueza inestimable de este paraíso tropical, hogar de la segunda barrera de arrecifes más larga del mundo, pero, de nuevo, Chetumal es mucho más que eso.

Playas en Chetumal

playas_en_chetumal

Chetumal es como un lienzo en el que un maestro de la pintura ha capturado el verdor de la selva tropical, la blancura de las playas, visitado sólo por los pescadores locales, el brillo de los colores de la vida silvestre, y la distinta arquitectura de las casas de madera con sus rojas, inclinadas, techos al estilo de ‘Old Chetumal’.

Historia

historia_de_chetumal

Se dice que Chetumal fue el lugar de nacimiento del primer mestizo en América. Cuando el soldado español Gonzalo Guerrero y la princesa maya Zazil Ha cumplido su amor el uno al otro y concibieron su primer hijo. Un hecho que añade un aire de misticismo a la ya rica herencia histórica de esta ciudad.

La Guerra de Castas, un conflicto étnico que estalló entre los indios mayas y los colonos europeos blancos de la península de Yucatán, cambiaría para siempre el destino de la tierra entonces, pacífica e inexplorada de Chetumal. Debido a la constante tráfico de armas entre Belice y los rebeldes insurgentes en 1898, el Gobierno Federal envió Othón P. Blanco, segundo teniente del Ejército, para establecer un puesto de aduanas que más tarde se convirtió en la ciudad de Payo Obispo. La esperanza, las expectativas, y el duro trabajo de los primeros hombres y mujeres, ayudaron a crear las bases de lo que eventualmente vendría a ser Chetumal.

En los años siguientes, siendo un pueblo fronterizo habilitado Chetumal a parte de la base de su progreso económico en el comercio de bienes entre México y América Central y en la explotación de sus recursos naturales, tales como, la producción de resina de goma natural del árbol de la goma, así como la madera de los muchos árboles tropicales que estaban en gran demanda en el extranjero, para la fabricación de muebles finos.

A pesar de los conflictos políticos que van en nivel local y nacional y las condiciones climáticas adversas,, Chetumal continuó su crecimiento económico y social sin parar hasta 1955, cuando el huracán Janet afectó a la zona. La mayor parte del original, casas de madera fueron destruidas y el área fue devastada, obligando a la población a alejarse temporalmente para reunir recursos y eventualmente reconstruir su ciudad.

Desde la década de 1960 y 1970 en Chetumal, comenzó a mirar como lo hace hoy, con sus parques y plazas de la ciudad, sus monumentos históricos y lugares de interés, carreteras modernas y eficientes y carreteras, y muchos otros servicios, como hospitales, escuelas, discotecas, centros comerciales. La zona libre de impuestos conocida, declarado oficialmente en 1974, ha establecido el comercio libre de impuestos de los productos básicos y de lujo.

Chetumal y Belice, ciudades hermanas unidas por su pasado y presente

Diversas expresiones culturales y sociales se unen estas dos ciudades, una frontera común que proporciona los medios de transporte de América del Sur y Central hasta México, costumbres culinarias, estilos musicales como el reggae y Punta Roca, el “Pasacalle” y el “Calabaceado ‘, dos bailes populares, el clima y la vegetación tropical, incluso la planificación urbana es similar; por mencionar sólo algunos de los factores comunes compartidos por estas dos ciudades.

Ha sido la gente, tanto de los países, que han fortalecido el vínculo entre estas dos ciudades aún más. Debido a sus idas y venidas a través de la frontera para llegar a hospitales, escuelas y clubes, entre otros lugares, han fomentado algunas familias interculturales que aman México tanto como Belice.

miguel

Los comentarios han sido cerrados.